herencia

Herencias y Sucesiones

Herencias y Sucesiones:

En primer lugar y antes de entrar en materia, hacer una mención a la importancia del Testamento, que es primordial para facilitar el acto y llevar a cabo la posterior herencia y sucesión.

En el momento de constituir la herencia, si no se ha redactado testamento previo (abintestato), será la ley la que nombre los herederos, previa la declaración del acta correspondiente otorgada por dos testigos imparciales conocida como declaración de herederos Abintestato, siendo nombrados los herederos atendiendo a un orden de parentesco, es decir:

       1- Si el fallecido tiene hijos, su herencia se divide entre todos ellos a partes iguales.

Si alguno de los hijos ha muerto antes que el padre, hay que diferenciar:

  • Si el hijo fallecido tiene descendencia les corresponde a éstos por partes iguales lo que le tocara a su padre/madre.
  •  Si el hijo fallecido no tiene descendencia, la herencia se divide sólo entre los hijos que estén vivos a la muerte del padre/madre.

Si el fallecido estaba casado, a su cónyuge le corresponde sólo el usufructo de un tercio de la herencia. Además, le corresponde la mitad de los bienes que estén en régimen de gananciales.

       2- Si no tiene hijos, el orden es el siguiente:

En este caso al viudo le corresponde el usufructo de la mitad de la herencia. A sus padres, por partes iguales pero si  sólo vive uno, se destinaría todo a él. Pero si los padres han fallecido le correspondería a los abuelos o ascendientes más lejanos.

Si no viven sus padres ni tiene ascendientes de ningún tipo, el viudo o viuda será el único heredero.

Si no viven sus padres ni tiene cónyuge en el momento de su muerte: a sus hermanos e hijos de sus hermanos. A falta de éstos, a sus tíos. Si no tiene hermanos ni tíos, a sus primos hermanos, sobrinos-nietos y tíos-abuelos, si le han sobrevivido. Sólo si no tiene ninguno de los parientes antes citados, en definitiva, si muere sin testamento y sin parientes, hereda el Estado.

Y ahora si, vamos a ver la documentación necesaria para preparar las Herencias y Sucesiones:

El primer paso es la solicitud de los certificados necesarios:

  • Certificado de defunción: Este certificado es imprescindible para solicitar los demás certificados necesarios para la preparación de la herencia y, en su caso, una copia del testamento. Se solicita en el Registro Civil del domicilio vigente del fallecido.
  • Certificado de Últimas Voluntades: Este certificado sirve para esclarecer si el fallecido hubiera otorgado testamento o no.
  • Certificado de Seguros de Vida: Aparecerá si el causante tenía algún seguro de vida en alguna compañía aseguradora o entidad financiera.

El segundo paso es conocer si existía testamento o no:

  • Testamento: Deberá solicitarse una copia autorizada de esta escritura al Notario que en su día se encargo del expediente.
  • Declaración de herederos abintestato: En este caso no existe testamento, por lo que se tendrá que solicitar un acta de notoriedad para la declaración de herederos abintestato, bien ante notario, bien ante el juzgado de Primera instancia correspondiente al domicilio del causante.

El tercer paso, realizar el inventario de activos y pasivos que componen la herencia:

  • Activos: Bienes y derechos de los que disponía el causante.
  • Pasivos: Deudas que pudiera tener el causante.

El cuarto paso, el cuaderno particional:

En este están recogidos todos los bienes, derechos y deudas del causante. Así como las adjudicaciones a los herederos. Normalmente se recogen en documento público. Pero también, en casos muy concretos, se podrá recoger en documento privado.

El quinto paso, liquidación de los correspondientes impuestos:

  • Impuesto sobre sucesiones: El plazo de su presentación es de 6 meses desde la fecha de fallecimiento del causante. Hay determinadas bonificaciones y reducciones por parentesco, por minusvalía, etc, en las que un asesor experto en la materia, como es nuestro caso, puede ser de vital importancia.
  • Plusvalía (Impuesto Municipal sobre el incremento de los terrenos de naturaleza urbana): Este impuesto se regula por el ayuntamiento donde radiquen el/los inmueble/s de la herencia. Corresponde a un porcentaje sobre el valor del suelo desde la adquisición del inmueble hasta la fecha de la trasmisión. El plazo para su presentación es también de 6 meses desde la fecha del fallecimiento.

Y por último, Inscripción en el Registro de la Propiedad de los inmuebles heredados, que aunque no es obligatoria, si es conveniente, para que queden registrados a nombre de los nuevos propietarios (herederos).